El té moruno,  se trata de una infusión de té verde tipo gunpowder con hojas de hierbabuena y con bastante azúcar. Es el mayor placer de los paises árabes y detrás de su éxito hay todo un proceso de elaboración.

Según cada páis, hay muchas formas de prepar el té verde marroquí,  y por tanto el sabor es diferente de unas zonas a otras. En general, se usa una tetera de forma particular, pero puede usarse cualquier otra. El empleado es de tipo gunpowder, muy reconocible porque sus hojas secas se presentan en forma de pequeñas bolas que se abren después en contacto con el agua caliente. Siempre se le añade la hierbabuena fresca, nunca poleo ni piperita.

Preparar el té verde marroquí

A continuación vamos a seguir los pasos para una buena elaboración del té moruno:

Ingredientes para el té moruno:

Té verde gunpowder

– Agua

– Hierbabuena fresca

– Azúcar

Elaboración del té verde marroquí:

– Echa un vaso y medio de agua hirviendo en una tetera moruna para quitar el frío y el sabor del metal. Después tira el agua y déjala vacía, preparada para el segundo paso.

– Añadir una cucharada de té verde gunpowder por persona más una para la tetera.

– Añadir agua hirviendo. Esperar unos 30 segundos y tirar el agua: de esta manera el té se “lava”, quitándole el sabor amargo.

– Volver a añadir agua hirviendo, un buen manojo de hierbabuena y azúcar al gusto. El azúcar empleado es blanco en bloque o terrones, aunque puede usarse azúcar normal.

– La mezcla no se remueve con una cuchara, sino escanciando el té en un vaso y volviéndolo a verter en la tetera, varias veces hasta que esté mezclado. Entonces se prueba y se rectifica de ingredientes.

– Se sirve muy caliente y escanciándolo desde cierta altura, de modo que le vaso presente una ligera corona de espuma. El té así potencia su sabor.

– Puedes añadir flores de azahar o piñones, pero personalmente, a mi me gusta el clásico.

Una tradición dice que el té debe servirse tres veces: el primer vaso es “amargo como la vida”, el segundo, “fuerte como el amor” y el último “dulce como la muerte”.

Como tomar un buen te moruno